Frutapac amplía su oferta con los refrescos artesanales ‘Bundaberg’

Marca australiana líder en Ginger Beer se prepara para acelerar su crecimiento en Europa a medida que la demanda de bebidas artesanales premium continúa aumentando

Bundaberg Brewed Drinks, empresa familiar australiana, está dando un paso importante en sus planes de crecimiento global a través de un nuevo acuerdo de importación con el distribuidor español Frutapac.

La alianza expande la presencia de Bundaberg en Europa con el lanzamiento de cinco sabores de esta marca de refrescos elaborados por fermentación artesanal a partir de enero de 2020, lo que aumentará significativamente la distribución de esta marca de bebidas artesanales.

Con presencia en más de 50 países de todo el mundo, esta alianza permitirá que el famoso refresco elaborado en Australia con su exclusiva botella y cierre abre fácil llegue a manos de consumidores españoles que busquen una experiencia de bebidas más premium.

Con distribución en más de 50 países, Bundaberg es el Ginger Beer (refresco de jengibre sin alcohol) número uno en Australia con más de un 70% de cuota de mercado1 y posee la primera posición en términos de ventas por punto de distribución en los Estados Unidos2.

Elaborada artesanalmente durante hasta siete días utilizando ingredientes reales como raíz de jengibre australiano y azúcar de caña, Bundaberg disfruta de un posicionamiento único para crecer en el mercado español de refrescos, que está viendo como los consumidores evolucionan hacia experiencias más premium.

Los refrescos artesanales premium están redefiniendo el mercado de los refrescos carbonatados al proporcionar una experiencia superior al consumidor, ya sea como una alternativa sofisticada a las bebidas alcohólicas o como un mixer de calidad en coctelería.

Bundaberg es una orgullosa empresa familiar australiana que celebra más de 50 años de elaboración de sus refrescos utilizando las mismas recetas familiares de antaño. “Creemos que nunca haces algo bien cuando lo haces con prisa”, explica John McLean, director general de Bundaberg Brewed Drinks, “por eso en Bundaberg Brewed Drinks nos tomamos el tiempo que sea necesario para elaborar los mejores refrescos fermentados; tomándonos el tiempo para encontrar los mejores ingredientes, tomándonos días para fermentar cada uno de nuestros sabores, y hemos tardado más de 50 años en perfeccionar nuestro método de elaboración artesanal. El tiempo significa dedicación, y es por esa razón que nuestros refrescos saben tan bien”.

Curiosamente, el jengibre se ha convertido en un sabor crecientemente popular a nivel mundial -se clasificó entre las 10 principales búsquedas de tendencias en el Informe de Bebidas de Google en 2017- por lo que cada vez más consumidores se sienten atraídos por este sabor en su repertorio de bebidas y es una de las razones clave por las que Frutapac ve potencial en esta marca para su cartera de productos.

Frutapac es uno de los principales importadores de cerveza en los mercados donde opera. “Bundaberg nos brinda la oportunidad de ampliar nuestra cartera entrando en el segmento de refrescos artesanales”, explica el director de Frutapac, Jorge Menárguez. “Realmente creemos en el futuro desarrollo de esta categoría y no hay mejor manera de participar en la misma que con Bundaberg, una empresa familiar con la que compartimos valores y la forma de hacer las cosas”.

El sabor estrella de la gama de Bundaberg, el icónico refresco de jengibre (Ginger Beer) se unirá a otros 4 sabores, incluyendo Naranja Sanguina (Blood Orange), Limón Lima y Bíter (Lemon Lime & Bitters), Pomelo Rosado (Pink Grapefruit) y Maracuyá (Passionfruit). Toda la gama se elabora en Australia durante hasta siete días, dependiendo de los ingredientes.

Deja un comentario

Suscríbase a nuestro Newsletter para estar al día de los últimos lanzamientos