Bodegas Luzón renueva por dentro y por fuera su emblemático Altos de Luzón

La compañía retorna a sus orígenes transformando este vino referente en la D.O. Jumilla

Bodegas Luzón ha renovado su emblemático vino Altos de Luzón tanto por dentro como por fuera. Un vino que con el paso de los años se ha convertido en referente de calidad tanto nacional como internacional y seña de identidad de los procedentes de la D.O. de Jumilla.

Altos de Luzón, elaborado exclusivamente con uvas de Monastrel, es el vino más representativo de la bodega. Con su transformación, Luzón vuelve a sus orígenes y a la esencia de las tierras jumillanas, y realiza un verdadero homenaje a su identidad. Su nueva etiqueta es un fiel reflejo de la tierra donde nace este vino, con un paisaje rudo y singular, pero a su vez lleno de belleza, un lugar donde la variedad Monastrell muestra su mejor versión.

La comarca de Jumilla se caracteriza por su clima árido, con una altitud media de 650 metros que provoca que la tierra sea áspera y seca, lo que marca la autenticidad de la zona y que resume el renovado Altos de Luzón.

Este vino es el resultado de un cuidadoso proceso que se inicia en la selección de los mejores racimos de Monastrell y continúa con doce meses de crianza en barricas de roble americano y francés, convirtiéndose en un regalo tanto para los aficionados como para los paladares más exigentes.

Altos de Luzón posee un sabor marcado, que aporta la frescura propia del clima mediterráneo, “algo único, bello y hermoso” a descubrir; mensaje incorporado en la contraetiqueta de la botella.

Bodegas Luzón es una de las más importantes productoras de vino de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Jumilla y sus elaboraciones tienen una marcada personalidad y un elevado prestigio entre los expertos y consumidores.

Deja un comentario