6 de cada 10 españoles no renuncia a su café por nada

El café más consumido por los españoles es el café con leche, endulzado con azúcar blanco y en taza mediana.

Los españoles somos muy cafeteros, pero ¿cuánto nos gusta el café? ¿distinguimos entre los matices de un café africano y los de uno colombiano cuando lo elegimos? ¿Cambian los hábitos de consumo por edades? ¿y por sexos? ¿Somos más de vaso o de taza? ¿Qué momentos elegimos para tomarnos un café? y ¿cuánto tiempo es “tomamos un café”?

En el marco del Día Internacional del Café, Starbucks invita a adentrarnos en las peculiaridades de esta bebida y conocer los hábitos de consumo que tenemos los españoles compartiendo los resultados del estudio realizado en colaboración con el Instituto Ipsos a una muestra de más de 4.700 españoles de entre 16 y 65 años representativos a nivel nacional y autonómico.

No cambiamos nuestro café por nada, aunque, en general, no distinguimos los tipos de café
Sí, los españoles somos muy cafeteros: 6 de cada 10 no renunciamos a nuestro café y no lo cambiaríamos por ninguna otra bebida y tomamos de media 14 cafés a la semana, o lo que es lo mismo: 728 cafés al año.
Pero, a la hora de elegirlo, cerca de la mitad -4 de cada 10 – confiesa no conocer el país de origen de su café y sus características y sólo el 9% de los encuestados afirma elegir café 100% arábica, la variedad de café considerada de mayor calidad.


“Los mejores cafés los obtenemos de granos uniformes de la variedad arábica, tostados de forma natural. A partir de aquí, no hay un “mejor café del mundo”, ya que cada café es único, ya sea por zona de cultivo, por su tostado o por su forma de elaboración, y nos ofrece diferentes matices y experiencias. Por ejemplo, los cafés latinoamericanos son equilibrados en cuerpo y acidez y suelen presentar matices de cacao y frutos secos, y los africanos tienen una acidez más elevada y con matices florales y cítricos. También podemos jugar con la intensidad del tostado en función de si vamos a disfrutar de un espresso solo o preferimos tomarlo con leche u otras bebidas vegetales. En este último caso, es interesante optar por un tostado más intenso, que nos ayude a mantener los matices del café con la mezcla.”, comenta Antonio Palmero, Coffee Ambasador de Starbucks en España.

Calentito, con leche y azúcar y en taza
Aunque hay cientos de formas de elaborar un café (cold brew, machiatto, flat white, mocca…), la mayoría de los españoles seguimos optando por los clásicos “café con leche” (62%), “cortado” (22%) y “solo” (21%). También lo preferimos mayoritariamente caliente (8 de cada 10) y en taza mediana (44%).

Además, 7 de cada 10 españoles no lo acompañamos con nada de comer, y de entre los que sí lo hacen, la preferencia es clara: 1 de cada 2 elige tomarlo con tostadas de pan, mientras que 1 de cada 3 prefiere las opciones dulces y 1 de cada 5 se decanta por las saladas.

Deja un comentario

Suscríbase a nuestro Newsletter para estar al día de los últimos lanzamientos