Harveys Bristol Cream lanza una nueva botella con etiqueta inteligente

Avisa cuando la bebida está a la temperatura perfecta para servir

La innovación está presente, cada vez más, en el etiquetado y en los envoltorios de todo tipo de productos. El objetivo es facilitar y mejorar la experiencia de consumo y conseguir una mayor interacción con el cliente como valor añadido. Con el fin de renovar su imagen y acercarse a un público más joven, HARVEYS BRISTOL CREAM acaba de lanzar al mercado un nuevo diseño de su emblemática botella azul.

El envase incluye una nueva etiqueta termosensible que cambia de color cuando el producto está a la temperatura perfecta de consumo (a 10ºC). En el instante en el que la botella alcanza su temperatura ideal, el logotipo Harveys cambia de color blanco a azul.

Con este indicador, se pretende que el consumidor disfrute de este sherry, éxito de ventas en todo el mundo, a la temperatura idónea y en el momento preciso. Un momento de consumo ideal puede ser la hora del aperitivo para disfrutar de una nueva experiencia de sabor con un toque suave, cremoso, elegante y armonioso, sin olvidar el toque afrutado a Pedro Ximénez y la vinosidad evolucionada de los vinos Olorosos, Amontillado y más de 30 tipos de Fino, añejados en botas de roble americano. Si, además, lo servimos en su perfect serve, en vaso de vermut con hielo y media rodaja de naranja, el disfrute está garantizado. Las notas cítricas aportan frescor y potencian el sabor de Bristol Cream.

Tan buena es la acogida de este producto en todo el mundo, que cada 6 segundos se consume una botella de HARVEYS BRISTOL CREAM.

Deja un comentario

Suscríbase a nuestro Newsletter para estar al día de los últimos lanzamientos