El consumo de bacalao en marzo y abril supone el 24% del total del consumo anual

La llegada de la Semana Santa se asocia inevitablemente al consumo de pescado y, sobre todo, al de bacalao, producto estrella de esta época del año y que tiene una arraigada tradición culinaria en España. Tanto es así, que se convierte en el auténtico protagonista de estas fechas y son múltiples los platos que se elaboran a base de bacalao en las distintas regiones del país.

Dentro de la categoría de bacalao desalado, Royal cuenta con una cuota del 46,30% con respecto al total de marcas fabricantes. En cuanto a la cuantía en toneladas de la misma gama de producto, Royal alcanza una cuota del 43,80% con respecto al total de marcas fabricantes. Se establece así como líder de mercado con un crecimiento en bacalao desalado que alcanza el 14% en millones de euros y el 7,7% en toneladas.

El bacalao es uno de los pescados más consumidos en España. Su bajo contenido graso se suma a sus proteínas de gran valor biológico y a un importante índice de dos minerales muy importantes para nuestro organismo: el potasio, que ayuda al correcto funcionamiento del sistema nervioso, y el fósforo, elemento básico para nuestros huesos y dentadura.

Además, aunque en menor medida que otros muchos alimentos, contiene diversas vitaminas del tipo B. Estas características le convierten en una opción ideal para cenar ligeras.

En plena cuaresma, nuestro país se caracteriza por disponer de un amplio abanico de recetas tradicionales con las que llevarlo a la mesa. Las más famosas vienen de Navarra o el País Vasco –como el bacalao a la vizcaína, al pil-pil, ajoarriero o con salsa verde-, pero puede cocinarse de muchas maneras distintas: al vapor, al horno, frito o a la parrilla, como ingrediente más en un potaje, haciendo buñuelos o albóndigas e, incluso, en el microondas.

Según la Comisión Europea de Asuntos Marítimos y Pesca, en Portugal cada persona consume 56,8 kilos de pescado al año, mientras que la media de consumo en Europa se establece en 24,9 kilos. Concretamente en España, la media se encuentra en 42,3 kilos anuales. A nivel mundial, de acuerdo con los datos aportados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO según sus silgas en inglés) la población lusa es únicamente superada por los islandeses con 90,6 kilos de pescado cada año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *