La producción de leche sin lactosa ha crecido un 11% desde 2014

mientras que la leche estándar solo lo ha hecho un 0,3%.

El consumo de leche sin lactosa ha experimentado un aumento significativo desde 2014 alcanzando un 11% de producción a nivel global mientras que la leche estándar lo ha hecho un 0,3%, según el informe global “Lactose free dairy products” elaborado por Tetra Pak, empresa líder mundial en procesado y envasado de alimentos.

La demanda de este tipo de productos viene provocada por la prevalencia de la intolerancia a la lactosa a escala mundial. Según Food Intolerance Network, aproximadamente 2/3 de la población mundial sufre algún tipo de intolerancia hacia la lactosa, y estos datos crecen cada año. En Norteamérica y América Latina ha experimentado un aumento de un 10%, en Europa alrededor de un 14%, mientras Oceanía y Oriente Medio lo han hecho un 11% frente al 7,2% de Asia.

Los factores de crecimiento de esta prevalencia en varias regiones a nivel mundial es el resultado de algunos factores de la globalización, como la reubicación y la nueva distribución demográfica en países donde la intolerancia a la lactosa antes no era significativa.

Además, el crecimiento de demanda no solo procede de una cuestión de intolerancia alimenticia sino, simplemente porque muchas personas ven este tipo de productos parte de un estilo de vida más saludable.

Reto para los productores: mantener el sabor de la leche extrayendo la lactosa
El gran desafío al que se enfrentan los productores de leche es deshacerse de la lactosa sin que afecte a las características del producto, ya que constituye aproximadamente un tercio de la materia seca de la leche. Por ello, su sabor puede verse afectado. Cuando se elimina la lactosa cambia, principalmente, el gusto y la dulzura. Al descomponerla, la leche se vuelve más dulce y al tratarla con calor en el proceso de hidrólisis, el producto puede adquirir una mayor intensidad de sabores cocidos y procesados. Es fundamental, entones, la elección del tipo de tratamiento térmico adecuado.

Tetra Pak ha desarrollado una gama de soluciones de envasado y proceso premium ideal para productos sin lactosa que permiten el mantenimiento de su sabor, composición y funcionalidad nutricional muy cerca de la leche natural, intentando satisfacer la demanda creciente de los consumidores. Entre los principales servicios que ofrece están:

• Amplio conocimiento de la tecnología de proceso y la capacidad para respaldar su implementación (centros de desarrollo de productos y especialistas en tecnología especializados).

• Conocimiento y experiencia valiosos a través de asociaciones con los proveedores de enzimas primarias.

• Módulos de proceso y conceptos de línea para todas las tecnologías conocidas para productos lácteos fermentados y líquidos sin lactosa.

• Elección flexible del postratamiento (hidrólisis y pasteurización).

• Solución de dosificación innovadora para agregar lactasa aséptica en línea con la unidad de dosificación Tetra Pak Aseptic E.

Como las características del producto sin lactosa varían de acuerdo con las preferencias del consumidor en los diferentes mercados, también lo hacen los desafíos de producción. Tetra Pak ha explorado los diversos métodos de producción y cómo afectan el resultado, específicamente el sabor y gusto de los productos sin lactosa.

Deja un comentario