Bebidas, la calidad marca la diferencia, por Guillermo Boira

Hay quien considera que lo más apreciado en nuestra sociedad es el dinero, pero bajo mi punto de vista, lo más deseado y más valorado es el tiempo. La nuestra se ha convertido en una sociedad que vive deprisa, sentimos que tenemos poco tiempo y a menudo tenemos la sensación de mal-gastarlo. La vida acelerada de las grandes ciudades, los largos desplazamientos hasta el trabajo, la conciliación familiar; pero también el deseo de vivir intensamente y el acceso a mucha oferta de actividades que nos satisfacen, son los protago-nistas del día a día en la adultez media.

Y en este contexto, si algo tenemos claro los españoles es que, tras el trabajo o los fines de semana, nos gusta desconectar, y disfrutar inten-samente de nuestro tiempo libre que se convierte, sin duda, en uno de nuestros bienes más preciados. Siempre ha sucedido que de pequeños, he-mos disfrutado el tiempo libre al máximo, pero cada vez se alarga más esta circunstancia y el conocido “síndrome de Peter Pan” está…

Ver noticia completa en la revista online

Deja una respuesta