Óscar Tobía presenta su Reserva 2014

Óscar Tobía Reserva 2014, de Bodegas Tobía, es un reserva redondo, atrevido y de largo recorrido con un punto de diversión que aspira a convertirse, en un futuro, en un gran clásico de la DOCa Rioja

Bodegas Tobía, bodega familiar y de autor que produce Riojas de reconocida calidad y con tradición desde hace casi 25 años, lanza al mercado uno de sus vinos más redondos: Óscar Tobía Reserva 2014. Este Reserva se defiende con solvencia para conquistar los paladares más exigentes, pero a la vez busca sorprender a quienes se han asomado recientemente al mundo del vino, o incluso están iniciando su andadura.

Un vino “muy vivo”, en palabras de su autor, Óscar Tobía. Ribetes completamente violáceos, agradable en nariz, y capaz de conjugar el carácter del clasicismo riojano con componentes de modernidad: “sobre todo el sotobosque, una madera muy bien integrada, con mucha elegancia, con mucha redondez”, opina Raúl Martínez, reconocido sumiller, con quien se ha contado para las primeras catas de este vino. Martínez también destaca “el 7% de uva graciano, aporta un carácter divertido, que acompasa con el 93% restante de tempranillo, súper maduro, de viñedo hincado”.

Óscar Tobía Reserva 2014 de esta bodega, sita en Cuzcurrita del Río Tirón, es un vino maduro y con una larga trayectoria por delante, como nos detalla el propietario de la bodega quién da nombre al Reserva “Está empezando a mostrar su extraordinaria longevidad y es un poco lo que se busca en Bodegas Tobía: que todos los vinos tintos tengan una vida larga, y sobre todo buena; que se hagan viejos, sí, pero que sigan corriendo, que sigan haciendo maratones”. El propietario de la bodega agrega que “es un gran vino, aunque todavía tiene que hablar y hacerse mayor. Tiene una muy buena acidez, y será en un futuro, un gran clásico de la DOCa Rioja”.

La larga trayectoria del Óscar Tobía Reserva 2014 está asegurada gracias a que reúne una frescura muy alegre, con abundante carnosidad y una notable potencia, que hoy ya empiezan a redondearse para dejarlo en un punto óptimo para el consumo. Así, para el enólogo de la bodega, Diego Orío, es importante destacar “ese punch final, esa longitud, esa persistencia, con una fruta ciruela muy madura junto a unas notas un poco más balsámicas y mentoladas”.

Por otra parte, Martínez señala “hay muchísimos registros en este vino para disfrutar. La persona menos entendida lo va a entender porque no es agotador, es fresco, te ayuda, te invita. Y creo que es importante encontrar vinos que te inviten. El vino yo lo entiendo cuando me entra, que es cuando está conseguido”, añade, antes de juzgar a Óscar Tobía Reserva 2014, en su opinión, como “un vino redondo”. Dicho de otra forma, “un vino baluarte de momentos especiales, de cerrar un negocio, de celebrar a nivel familiar un acontecimiento muy personal”. Apreciación que coincide con la de Tobía, su autor, quién afirma: “Tenemos que perder la percepción de que los Reservas son vinos para celebraciones clásicas, hay que banalizar un poco ese exceso litúrgico. Hay que ser un poco más atrevidos”.

Así es, el Reserva 2014 de Óscar Tobía, un atrevido que quiere ensanchar los límites clásicos de los Reservas riojanos, sin perder en el camino las notas que han convertido a estos productos en unos clásicos de reconocimiento mundial.

Deja un comentario

Suscríbase a nuestro Newsletter para estar al día de los últimos lanzamientos