Nace Gilimonguer, la primera bebida alcohólica para quien no le gusta el alcohol

Con la fruta de la pasión como protagonista, su polivalencia permite tomarla sola o combinada

Tras cinco años sirviéndose en Casa de Tapas Cañota, su éxito desemboca en su salida al mercado embotellada

Promete ser la gran revolución en los bares, restaurantes, tiendas gourmets o supermercados. Se llama GILIMONGUER y es la primera bebida alcohólica pensada también para aquellos a los que no les gusta el alcohol o para aquellos que quieren hacer un regalo premium y original en un formato divertido.

Tras cinco años protagonizando las sobremesas del restaurante Casa de Tapas Cañota, sus creadores han decidido lanzarla al mercado tras constatar su éxito entre los comensales. Así, ya es posible comprar embotellado este licor que cuenta con la fruta de la pasión como elemento principal, además de una gran polivalencia, que permite su consumo tanto solo como acompañado. En chupito o copa. Con o sin hielo. Y, además, mejora todas las bebidas a las que acompaña.

Gilimonguer ofrece notas refrescantes, afrutadas y suaves, con un ligero toque de alcohol (8%), por lo que gusta a todos los públicos. Es una bebida suave, fácil de tomar, divertida y versátil, que enriquece cualquier cóctel o que conquista por sí sola.

Dice la leyenda que su curioso nombre procede del biólogo, botánico, explorador y aventurero Gilbert Mong Johnson, que desapareció en 1827 durante una expedición en la isla de Borneo. Tras ser rescatado dos años después, a bordo de una balsa, al borde de la muerte, explicó que sobrevivió gracias a un brebaje milagroso de efectos afrodisíacos con el que fue alimentado por una tribu aborigen que le secuestró. Por ello, años más tarde Gilbert fundó la Gilimonguer Destillery Company Limited para reproducir esta bebida. Algo que no se ha logrado hasta ahora. Eso sí, su receta seguirá siendo secreta.

De momento, ya se puede comprar online a través de www.bullmet.com con un precio de 10,95€ (gastos de envío no incluidos) y en breve estará también en locales físicos como centros comerciales, tiendas gourmet o grandes superfícies.

Deja una respuesta