G.H. Mumm lanza Mumm Grand Cordon Stellar

una botella diseñada para desafiar a la gravedad y ser consumida en el espacio

Territorios por explorar y espacios por habitar. El turismo espacial es casi una realidad y la experiencia de brindar con champán a su llegada es totalmente posible. G.H. Mumm lanza Mumm Grand Cordon Stellar, el primer champán para ser degustado en el espacio. Un reto de marca impulsado por su espíritu innovador.

Llevar a la gravedad cero la integridad completa del champagne G.H. Mumm ha sido un gran desafío. A lo largo del proceso de creación de este innovador lanzamiento, los principales retos que surgieron fueron buscar la fórmula para verter el líquido de la botella y el más importante, que pudiese ser consumido.

Tres años de experimentación, investigación y desarrollo han sido las claves de la innovación hacia unos límites hasta ahora infranqueables: el espacio y las bebidas gaseosas. El astronauta francés JeanFrançois Clervoy, el experto especializado en la físio-química de la efervescencia del champán Gerard Liger-Belair y Octave de Gaulle de SPADE y su equipo, consiguieron trasladar las pautas terrenales del champagne Mumm Grand Cordon a las condiciones extremas del espacio.

Un ritual de degustación que guarda en la ingravidez su sabor
El modo de consumo se transforma en espuma que se aspira y pasa a convertirse en líquido en el paladar y la lengua. Ciencia y tecnología al servicio del champán. Mumm Grand Cordon Stellar guarda en la ingravidez el ritual de sabor creando sensaciones gustativas inesperadas como la intensificación del sabor de la fruta. Vidrio, aluminio aeronáutico y acero inoxidable envuelven el champán en un diseño de alta tecnología.

Una doble cavidad en la botella de cristal guarda un sistema mecanizado que logra reproducir el ritual de degustación.

Deja un comentario